Skip links

Aprende a hacer fotografías atractivas con tu dron

Aprendiendo a mejorar las fotografias con tu dron.

Una vez hemos hablado de las características de las cámaras de los drones, de cómo controlar la luz, el histograma y de algunos consejos que debemos tener en cuenta en los momentos previos, vamos a explicar con profundidad uno de los principales problemas que seguro has tenido alguna que otra vez: ¿Que tengo que tener en cuenta para hacer una fotografia a un paisaje de ensueño y evitar sacar una fotografía vacía sin ningún tipo de atractivo? ¿Porque el resultado no hace justicia a ese bello paisaje que tus ojos han visto en ese preciso momento?

La fotografía de paisaje (urbana o de naturaleza)

Nuestros drones son máquinas esplendidas para sacar fotografía de paisaje, de hecho es una de sus principales funciones, a excepción del video y de algún que otro uso muy particular, pero dadas las limitaciones de la propia normativa, su uso para otro tipo de fotografía puede ser muy restringido y complicado.

Por este motivo en este curso nos centraremos en su uso más extendido que es el de fotografía de paisaje, tanto de naturaleza principalmente, como urbano siempre que sea posible.

El primer elemento que debemos analizar para comprender por qué un precioso paisaje se convierte en una fotografía sin interés son los planos que nos encontramos dentro de una fotografía.

Analiza los Planos de la Fotografía

En una fotografía podemos encontrar 3 planos distintos:

  1. Primer plano: Es la parte más cercana a la cámara. Todo lo que se coloque en este plano normalmente captará mucho la atención, ya que se verá mucho más grande.
  2. Plano medio: Esta parte se sitúa entre el primer término y el fondo. Si el centro de interés es lo suficientemente llamativo también captará bastante la atención, pero si es algo pequeño puede que no llame demasiado la atención.
  3. Plano: Finalmente encontramos el plano más alejado, es decir, el fondo. Si queremos que algo destaque en este plano deberá ser muy grande y llamativo.

Lo ideal sería que nuestro centro de interés esté situado en el primer plano de la fotografía para que capte la atención a simple vista, o en el plano medio si es lo suficientemente grande. Si solamente tenemos elementos que llamen la atención en el plano lejano deberán ser elementos muy grandes y llamativos. De lo contrario no conseguiremos que nuestra fotografía resulte atractiva a simple vista, porque el centro de interés quedará muy pequeño y alejado.

La mayoría de las veces el motivo de que una fotografía sea poco atractiva, es debido a que el centro de interés está demasiado alejado en el plano lejano, o es muy poco llamativo para destacar en el plano medio. En estos casos un recurso muy útil es situar un elemento que capte la atención en el primer término para que nos dirija hacia el resto de planos de la fotografía, como una carretera, una roca o una montaña.

Busca un Centro de Interés Claro

Hay veces que una fotografía de paisaje no es atractiva porque no tiene un centro de interés claro. El paisaje puede ser impresionante a la vista, pero transmitir la belleza de un lugar tan grande en una fotografía no siempre es sencillo.

Si nos obsesionamos con querer captarlo todo, al final conseguiremos una enorme panorámica en la que todo se verá pequeño y alejado. Aunque la fotografía sea bonita, no le hará justicia al paisaje que tienes delante porque nada llamará especialmente la atención. La foto no dirigirá la mirada hacia nada en particular y no sabremos a dónde mirar.

Intentar abarcar más, no hará que la fotografía sea más atractiva, sino todo lo contrario. En estas ocasiones desplaza el dron y acércate a algún elemento para forzar un centro de interés más claro que ayude a centrar la vista en una zona concreta de la fotografía.

Si al final de todo no consigues captar lo que estás buscando, no te desanimes, hay paisajes que son imposibles de captar en una fotografía, hay que vivirlos. Así que en esos momentos lo mejor es simplemente disfrutar de las vistas y olvidarnos de la cámara y el dron.

Evita la Compresión de los Elementos Alejados

La mayoría de nuestros drones utilizan una focal que se sitúa en torno al 24-28mm. Estas ópticas no son angulares extremos pero comprimen ligeramente todos los elementos más alejados. De esta manera, en un paisaje, las montañas lejanas aparecen pequeñísimas y aplastadas.

Si tu centro de interés está en el plano más lejano, la óptica lo empequeñecerá haciendo que se vea mucho menos llamativo de lo que es en realidad. En estos casos, lo mejor es cambiar la posición del dron y buscar un centro de atención situado en el primer o medio plano.

Busca Referencias

Otro de los problemas que nos solemos encontrar cuando fotografiamos un paisaje desde el aire es la falta de referencias de tamaño.

Aunque el paisaje que tengas delante de tu dron sea enorme e increíble, sin ninguna referencia visual para compararlo, la fotografía puede darnos una falsa sensación de que no sea tan grande como es en realidad. Incluir un elemento, como una persona o cualquier otro elemento, puede hacer que esa fotografía que en principio no llamaba demasiado la atención, de repente se convierta en una imagen espectacular.

TE PUEDE INTERESAR

Join the Discussion

Return to top of page