Cómo viajar con tu dron

Como viajar con tu dron

Cada vez más personas deciden viajar con su dron por todo el mundo para captar desde una perspectiva diferente los lugares y paisajes de sus sueños. Una práctica de momento poco extendida, pero que con los años seguro que aumentará.

La pregunta de todo propietario en el momento de viajar es siempre la misma ¿Podré volar? ¿Puedo embarcarlo?

Hasta el momento en el que la situación se haya normalizado y exista una reglamentación clara sobre su trasporte, uso y disfrute, muchos usuarios nos haremos estas y muchas más preguntas sobre de cómo afrontar un viaje con nuestro dron. Y es que sólo la idea de traspasar fronteras, superar los controles de seguridad en aeropuertos, abordar aviones con nuestros drones y volar en países de los que desconocemos su legislación nos produce auténticas pesadillas.

Debemos conocer las normas y limitaciones en el trasporte

Por este motivo es fundamental conocer qué normas y limitaciones hemos de tener en cuenta a la hora de viajar con nuestro dron.

Sin embargo la realidad es que la información es confusa, escasa o simplemente inexistente. Parece que los propietarios de drones nos encontramos en un limbo legal que, aunque nos pueda llevar a equivocaciones, el hecho de no conocer la normativa sobre el trasporte de drones no nos exime de estar sujetos a ella. Además también hemos de conocer la legislación específica sobre vuelos con drones en los países de destino. Sin duda este es el aspecto más confuso y falto de claridad con el que nos encontraremos a la hora de emprender un viaje con nuestro dron a cuestas.

Por tierra

Llevar el dron en el maletero del coche en un viaje por tierra, en un autobús o en tren no implica las mismas precauciones que un viaje en avión. En este caso sólo tendremos que seguir las precauciones básicas aplicables al trasporte de las baterías LiPo que como sabéis explotan y se incendian a la mínima. Deben estar siempre protegidas contra golpes y sobre todo contra las altas temperaturas si no queremos tener un incendio inesperado en el maletero del coche que hemos dejado aparcado al sol mientras nos bañamos en la playa.

Respecto al dron aconsejo trasportarlo con todos sus accesorios -hélices, baterías, emisora, tablet…- en un maletín o mochila específica para su trasporte. Llevarás todo el equipo ordenado, en un mismo lugar y evitarás extravíos inesperados. Además de facilitar su trasporte, vuestros equipos viajarán protegidos contra los golpes ya que tienen unos moldes de espuma donde encaja cada pieza del dron y sus accesorios a la perfección.

Por aire

Se puede viajar con drones en un avión. En cualquier caso te aconsejo comprar una mochila o bolsa de trasporte específica para llevar el dron protegido en cualquier circunstancia. No tendréis problemas en pasar los controles de seguridad aeroportuarios siempre que sus medidas no excedan del tamaño del escaner ni de las medidas de equipaje de mano permitidas a bordo. En caso contrario vuestros queridos drones viajarán como equipaje facturado en bodega siempre sin las baterías.

Además, y mucho más importante, no debemos olvidar que las baterías LiPo están consideradas como mercancía peligrosa por IATA y su trasporte en avión debe cumplir una serie de requisitos de seguridad. La primera norma a seguir es que nunca guardaremos las baterías en el equipaje que vaya facturado en bodega. Las baterías sólo pueden ir con nosotros en la cabina de vuelo como equipaje de mano, descargadas por debajo del 30% de su capacidad, siempre controlada y en un número limitado. A este respecto cada compañía tiene una normativa específica aunque su número suele variar entre dos y tres baterías por pasajero. En el caso específico de compañías como IBERIA el número de baterías aceptadas es de 2 baterías de repuesto, al igual que en AIR FRANCE o BRITISH AIRWAYS. Las compañías hacen sus cálculos en función de los gramos de Litio y la potencia de las baterías que se pueden trasportar a bordo. Como referencia el máximo de potencia admisible de una batería sin pedir autorización a la compañía es de 100Wh y con autorización hasta 160Wh. A partir de esta potencia no las admitirán en el avión.

Es aconsejable consultar la normativa de la aerolínea en la que viajas para asegurarte que no tendrás problemas. Cada país y cada compañía legislan a su gusto, y por ejemplo en el caso específico de Australia nos encontraremos con que deberemos además trasportar las baterías LiPo en unas bolsas específicas y con los terminales aislados.

RECOMENDACIONES BÁSICAS

  • Guarda todo tu equipo en una bolsa protegida
  • Utiliza bolsas ignífugas de transporte para tus baterías
  • Consulta con tu compañía aérea las limitaciones de transporte
  • Consulta la normativa de vuelo en el país de destino
  • Disfruta de tu viaje

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Idiomas »
Política de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar a su experiencia en nuestro sitio web y a los servicios que ofrecemos.