Skip links

Quiero ser piloto de dron profesional

¿Puedo llegar a ser Piloto de dron profesional?

Ser piloto de dron profesional no tiene nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver y hacer con nuestros drones. Los pilotos profesionales de drones graban anuncios y películas, pero también realizan otras tareas menos glamurosas como sobrevolar nuestras carreteras para controlar el tráfico, las zonas agrícolas para ajustar el riego, la aplicación de insecticidas o simplemente para cartografiar los terrenos.

Como piloto profesional puedes operar en espacio aéreo controlado, lo que incluye también las cercanías de los aeropuertos. Pero para cada vuelo se tiene que completar un estudio aeronáutico de seguridad (EAS) que prevenga los riesgos de dichas operaciones y las posibles colisiones en el aire (Air Risk Collision) con otras aeronaves.

En España, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) tiene registrados 3.611 operadores de drones (según datos de julio de 2019). Y solo tienen autorización para volar los drones tripulados, los que se conocen como RPA (Remotely Piloted Aircraft, sistema tripulado con control remoto). De momento no está autorizado el vuelo de los UAV (Unmanned Aerial System, sistema aéreo no tripulado), las aeronaves que vuelan solas sin el control de un humano (aunque en el ámbito militar ya se están realizando algunas pruebas).

Hay que remarcar que los drones, al margen de sus dimensiones y uso, son considerados aeronaves, tal y como define la legislación nacional e internacional y están sujetos en nuestro país al Real Decreto 1036/2017.

Requisitos para ser piloto de dron profesional

Para poder ser piloto de drones y trabajar como profesional hay que tener la correspondiente licencia que autoriza a realizar estos vuelos. Para obtener dicha licencia, es obligatorio demostrar que se poseen los conocimientos teóricos y prácticos necesarios, así como ser mayor de edad. Dependiendo del tipo de nave que se vaya a tripular (de más o menos 25 kilos de peso), será necesario además disponer de un certificado médico específico que avale que el piloto es apto para el pilotaje.

Además, todos los pilotos deben anotar en un libro de vuelo todas las actividades de vuelo y entrenamiento realizados. Documento que deben llevar consigo cuando estén realizando vuelos.

Conocimientos teóricos

  • Se pueden acreditar mediante la presentación de una licencia de piloto expedida de acuerdo con la Parte FCL del Reglamento 1178/2011 o el JAR FCL-1 o 2, o licencia de piloto de ULM expedido por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, o mediante un certificado de haber superado los exámenes de la totalidad de los conocimientos teóricos requeridos para la obtención de una licencia de piloto, expedido por una ATO (Organizaciones de entrenamiento aprobadas por AESA o por EASA), entre otros.
  • Si no se puede demostrar con una licencia previa, se deberá superar un Curso de formación básica (para vuelos dentro del alcance visual del piloto) o avanzada (para vuelos más allá del alcance visual del piloto) cuyo contenido y condiciones se encuentran totalmente desarrollados por las ATO de acuerdo a lo que se consideran los conocimientos teóricos mínimos que debe tener un piloto de un RPAS.

Conocimientos prácticos

  • Todo aquel que pretenda pilotar una aeronave pilotada por control remoto deberá realizar el curso de formación práctica requerido en el art. 50.5.e) de la Ley 18/2014, incluyendo quienes ya sean titulares de una licencia de piloto. El curso de formación práctica se dirigirá al conocimiento de la aeronave específica que vaya a operar el alumno y su equipo de control.

Certificado médico

  • Los pilotos que operen aeronaves de hasta 25 kilos de masa máxima al despegue deberán ser titulares, como mínimo, de un certificado médico que se ajuste a lo previsto en el apartado MED.B.095 del anexo IV, Parte MED, del Reglamento (UE) número 1178/2011 de la Comisión, en relación a los certificados médicos para la licencia de piloto de aeronave ligera (LAPL).
  • Los pilotos que operen aeronaves de una masa máxima al despegue superior a 25 kilos deberán ser titulares como mínimo de un certificado médico de Clase 2, que se ajuste a los requisitos establecidos por la sección 2, de la subparte B, del anexo IV, Parte MED, del Reglamento (UE) nº 1178/2011 de la Comisión, emitido por un centro médico aeronáutico o un médico examinador aéreo autorizado.

Póliza de Responsabilidad Civil

Será necesario en el momento de iniciar la actividad. El seguro para drones recae siempre sobre el tomador del seguro y no sobre el dron. Esto significa:

  • Que, si varios usuarios manejan un solo dron, deben firmar una póliza para cada uno de ellos.
  • Que sí un solo usuario utiliza varios drones, le basta con suscribir una sola póliza.

En el seguro para drones de uso profesional, el peso del dron determina el límite de la cobertura:

  • Hasta 300.000 € si el dron pesa menos de 20 kg.
  • Hasta 960.000 € si el dron pesa más de 20 kg.

Último paso, habilitarse como operador 

Una vez obtenida la licencia como piloto, los interesados en habilitarse como operador de aeronaves pilotadas por control remoto deberán iniciar el proceso de tramitación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Paso 1: Presentación de la comunicación previa.

Para ello, el operador deberá:

  1. Darse de alta como operador en la sede electrónica de AESA (tramitaciones telemáticas, aplicación RPAS).
  2. Una vez recibida confirmación del alta, presentar la comunicación previa cumplimentando los datos relativos al operador, actividades, aeronaves y pilotos.

https://sede.seguridadaerea.gob.es/SEDE_AESA/LANG_CASTELLANO/TRAMITACIONES/

Paso 2: Realización del primer vuelo como operador.

Una vez presentada la comunicación previa para la realización de cualquier operación aérea especializada, el siguiente paso es la realización de unos vuelos de prueba de forma que se demuestre que la operación u operaciones pretendidas con la aeronave pilotada por control remoto pueden realizarse con seguridad.

Paso 3: Gestionar el alta como autónomo

Para lo que deberás ir a la Tesorería General de la Seguridad Social y darte de alta como autónomo. También tendrás que pasar por la Agencia Tributaria y por la mutua que hayas elegido para cubrir las contingencias comunes y profesionales.

Ser Piloto profesional

El trabajo de un piloto de drones es bastante similar al de cualquier otra aeronave, además de ser un trabajo que se realiza normalmente con un equipo mínimo de 2 personas (el piloto y el operador de cámara).

El piloto tiene la obligación igual que cualquier otro, antes de volar, de hacer una serie de comprobaciones y procedimientos para comprobar que la aeronave está en condiciones de hacer ese vuelo. Una vez en la zona de operaciones, además tiene que hacer una evaluación previa del entorno para confirmar si hay obstáculos que puedan influir en el área de trabajo.

La gran diferencia respecto a los otros pilotos consiste en que los RPA son aeronaves pilotadas por control remoto. “El piloto no está embarcado en la aeronave” sino que desde tierra lo controla con un aparato que tiene los mandos de control “como cualquier otra aeronave”. Esta diferencia hace que las sensaciones también sean desiguales, dado que cuando se pilota una aeronave siempre tienes puntos de referencia, y en tierra, pilotando, los sentidos trabajan diferente.

Photo by Kora Xian on Unsplash

TE PUEDE INTERESAR

Join the Discussion

Return to top of page